BLOG ANTI-CORRUPCIÓN | Avanza la corrupción en México

Avanza la corrupción en México

2020-01-30

Una gran herramienta contra la corrupción son los índices que miden su expansión. Múltiples organizaciones internacionales y nacionales cumplen una tarea trascendental de detectar anualmente los avances y retrocesos de la corrupción en el mundo. Una de las más importantes, el Índice de Percepción de la Corrupción publicado cada enero por Transparencia Internacional, ha señalado que este año México tiene su peor calificación de la historia.

El fenómeno de la corrupción enfrenta a gobiernos, a empresas del sector privado y a los ciudadanos en general. No solamente está presente en operaciones que involucran fideicomisos y complicados esquemas financieros en un paraíso fiscal, sino que la corrupción está inmersa en permisos de construcción, sobornos para conseguir un contrato, o conflictos de interés no declarados.

 

La debilidad de la corrupción en el mundo es que es indefectiblemente expuesta y puede ser fácilmente medible. A través de la opinión y experiencias compartidas por los actores que la padecen, existen métodos para medir el mayor o menor número de casos de corrupción, la mayor o menor incidencia cotidiana de ese fenómeno, o la mayor o menor amenaza que los actos de corrupción representan en un país.

 

Esos han sido campos de oportunidad bien aprovechados por organizaciones internacionales como el Foro Económico Mundial, Transparencia Internacional o Latinobarómetro que han dedicado sus esfuerzos a medir la corrupción y su percepción en diferentes contextos, así como sus implicaciones en una democracia y en la productividad de las empresas de países determinados.

 

En estas evaluaciones, México ha quedado relegado en el paso del tiempo pues ha mostrado el poco o nulo avance en la lucha contra la corrupción. En su último Índice de Percepción de la Corrupción, este martes Transparencia Internacional posicionó a México en el lugar 138 de 180 países, con una calificación de 28 de 100 puntos (en donde 0 es muy corrupto y 100 es nada corrupto).

 

Lo preocupante es que, según lo reporta esa organización internacional, el país está marcando una tendencia negativa ante el insignificante progreso en materia de combate a la corrupción (no obstante las recientes reformas de 2015 en esa materia). En el Índice publicado el año pasado tenía una calificación de 29 de 100 puntos, pero en el de 2014 la calificación fue de 35 de 100 puntos.

 

El otro foco de alarma estudiado por este último reporte es la relación entre el populismo y la lucha contra la corrupción.

Al hacer un estudio sobre las elecciones en Italia, México y Brasil, Transparencia Internacional señala que es frecuente que líderes populistas utilicen el descontento social contra la corrupción política para movilizar (capitalizar) el apoyo público, aunque ello no necesariamente dé paso a un cambio en el combate a la corrupción. Además, que en ese contexto los gobernantes populistas, “al afirmar que su autoridad deriva directamente de la gente [pueblo], intentan subvertir [limitar] las instituciones democráticas que limitan su poder”.

 

En el reporte, aunque la organización internacional no compara directamente a México con la situación que se vive en Hungría con Victor Orban, en Venezuela con Nicolás Maduro o en Guatemala con Jimmy Morales, sí identifica al gobierno mexicano como uno populista, a quien debe seguirse de cerca.

 

La lectura de este último reporte comienza a prender alarmas frente a acontecimientos recientes del nuevo gobierno federal: limitada rendición de cuentas, escasa información pública, disminución de presupuesto a instituciones clave, adjudicaciones directas en contratos públicos, política de amnistía para los actos de corrupción del pasado, ausencia de un plan de trabajo de la Secretaría de la Función Pública.

 

Todos ellos son elementos que, de no ser atendidos por los órganos encargados del actual gobierno, darán paso a peores resultados en materia de combate a la corrupción, y que sin duda serán reportados por organismos como Transparencia Internacional.

 

Carlos G. Guerrero es abogado y maestro en gobierno y administración pública. Ha trabajado para firmas de abogados y organizaciones no gubernamentales en temas relacionados con la transparencia y rendición de cuentas. Ha sido profesor de Derecho Administrativo en la Escuela Libre de Derecho y ha colaborado como articulista en diversos medios como Revista Nexos, GTDT: Market Intelligence, Revista Internacional de Transparencia e Integridad, entre otros. Síguelo en Twitter: @CarlosGuerreroO

 

ETIQUETAS

ENTRADAS RELACIONADAS

Rol de las fiscalías que investigan corrupción

El pasado 13 julio, ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas fue presentado el Informe del Relator Especial de Naciones Unidas para la Independencia de Magistrados Abogados, sobre el rol que tienen las fiscalías en el combate...

El ABC de la Fiscalía Anticorrupción de México

La Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción en México es un órgano con autonomía técnica y de gestión, dependiente de la Fiscalía General de la República (“FGR”) [1], que tiene por objeto prevenir, investigar y perseguir los hechos que...